Un regalo y una reflexión

¡Saludos, estimados lectores!

Hoy recibí un regalo de una pequeña sobrina que la vida me ha regalado; y es que yo voy por la vida adoptando hermanos, hijos y sobrinos, porque la familia son todos los que te dan amor, aunque no compartan tu sangre. Y esta sobrinita, que tiene 8 años, me envió por Facebook un dibujo que hizo en Paint; y es que ahora le ha dado por dibujar en Paint ¿saben por qué? para poder enviarle a su papi los dibujos porque él está fuera del país.

780c96d2dd3ac4031c5621f8d1a9f7d4.0.png
Dibujo de mi sobrina, quien me autorizó para compartirlo, pero su mamá no me autorizó para colocar su nombre.

Ese es el drama que vivimos los venezolanos: una cantidad demasiado absurda de familias separadas, de padres que no están viendo crecer a sus hijos; familias que se calientan el corazón en la distancia sólo por llamadas, mensajes y si tienen suerte alguna video llamada.

Y es que para medio sobrevivir en este país necesitas a alguien que esté afuera y te eche una mano, de lo contrario por más que trabajes sientes que corres y corres a diario pero que no llegas a ningún lado.

Hablar de despedidas, más despedidas, me aterroriza; y es que ya tengo el corazón demasiado fragmentado. Sé que mis padres se debaten entre «¿por qué te quedas si no hay futuro?» y «no me dejes porque tengo miedo de no volver a verte» , y eso me parte el corazón.

Miro a mi sobrinita, a todos mis sobrinitos que hace mucho no ven a sus papás; miro mi agenda del whatsapp con tantos números de fuera, miro las fotografías en la pared de mi casa y me pregunto tantas cosas; me pregunto si llegaré a marcharme , si volveré a verlos, si habrá días mejores o si mi corazón llegará a sanar alguna vez.

Mientras espero respuestas me abrazo a lo lindo que aun me queda y disfruto del regalo que me dio mi sobrina al compartir su dibujo conmigo y me voy al jardín a regar los cultivos y las flores.

Foto1144.jpg
Fotografía de mi autoría, tomada con teléfono Nokia 111.


¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

Pesadilla # 4

¡Saludos, mis queridos lectores!

Esta semana he llenado mi blog con una serie de post llamados Pesadilla y hoy les traigo la pesadilla # 4, pero debo aclarar que al contrario de las anteriores, esta pesadilla no es un poema; es un micro cuento.

Aprovecho para agradecer la receptividad que han mostrado ante esta serie y espero que a pesar de la tristeza que guardan estas pesadillas me sigan acompañando en este viaje.


_20190622_115148-01.jpeg

Pesadilla # 4

Despertó una vez más sin haber descansado, la cama parecía de piedra. Logró dormir un poco pasadas las dos de la mañana, pero los chicos ya se estaban levantando para ir al trabajo y le gustaba hacerles café y algún sandwich. Pensó que su juventud se estaba marchando demasiado pronto (apenas había pasado la mitad de los cuarenta); el cuerpo se le estaba haciendo pesado y las manos torpes.
Las mañanas eran cada vez más dolorosas (la peor parte del día) como si el cuerpo estuviera lleno de agujas de hielo, como si los huesos se hubieran quedado sin aceite lubricante.
¿Cuál fue el pecado que me ganó esta penitencia?—pensó mientras luchaba por desarmar la greca, mientras forcejeaba con aquella vieja cafetera de nueve tazas.
Se miró las manos; esas manos que habían cuidado de sus hijos, esas manos que habían llevado pan a casa para ayudar a su esposo y que ahora no tenían fuerza y viendolas de cerca parecían algo torcidas.
Su hijo mayor apareció en la cocina sacandola de sus lamentaciones, le besó el pelo y desarmó la greca para que ella pudiera hacer el café.
Su esposo y sus hijos se marcharon al trabajo como cada día, ella se estiró tratando de calentar el cuerpo para ahuyentar los dolores y la pesadez. Hacía poco más de un año que sus rodillas se hinchaban y que su cuerpo dolía. Al principio pensó que era cansancio acumulado, que era algo pasajero; pero no lo había sido.
Las tareas del hogar se hicieron complicadas, la profesión de una vida se volvió una tortura. —Que vergüenza me dan estas costuras torcidas—pensó con lagrimas en los ojos; recordando los hermosos vestidos de novia que crearon sus manos, los abrigos que cosió para sus hijos, el prestigio que tuvo como modista en otra época… Lloró. Lloró por la vida que ya no tendría, por su madre muerta, por sus hijos que ya eran adultos… Lloró por todo lo que no había llorado antes y volvió a llorar por lo que sí había llorado; y sobre todo, por la sentencia que el médico había dictado hacía meses: —Artritis—.
=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografía de mi autoría, tomada con mi teléfono Nokia 111 y editada en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

Pesadilla # 3

Foto1018-01.jpeg

Pesadilla # 3

La piel pegada a los huesos,
los ojos vacíos,
voluntad quebrada;
los zapatos rotos,
la vida sin calma,
la ropa raída y el alma gastada.

Arrastra los pies cual zombie siniestro,
voluntad perdida,
sueños olvidados.
Va sin esperanzas, como en un entierro,
cubriendo la marca de un amargo dueño.
Va por las migajas de su desvergüenza
llorando en silencio sus propios pecados.

Sabe que lo miro
con rabia y asombro;
y es que no lo entiendo,
cómo siendo un hueso sin ningún futuro
sigue defendiendo a su cruel verdugo.
=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografía de mi autoría, tomada con mi teléfono Nokia 111 y editada en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

Pesadilla #2

Foto1056-01.jpeg

Pesadilla # 2

Lo siento,
lo siento apagarse;
el cuerpo se me va quedando frío,
el pecho se me va quedando hueco.
Sé que lo escuché quebrarse,
pero ya no hubo llantos
porque hace mucho que debió secarse.

Lo escucho,
aun lo escucho crujir y convertirse en polvo.
No habrá nunca más mariposas en mi cuerpo,
lo sé; solo hay espacio para los gusanos de la duda,
para larvas rabiosas de amargura.

Morí,
sé que morí lentamente.
Morí con cada NO,
con cada camino derrumbado,
con cada cosa que me arrebataron
a pesar de lo mucho que luchaba yo.
=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografía de mi autoría, tomada con mi teléfono Nokia 111 y editada en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

Pesadilla # 1

FB_IMG_15535266914377255-01.jpeg

Pesadilla # 1

En el laberinto hay fantasmas,
cosas oscuras que se esconden para asustar;
en el laberinto viven las pesadillas
esperando tu mente doblegar.

¿Qué hace una flor en el laberinto?
Me hace pensar que quedan esperanzas;
mas tras de mí miro morir las luces,
rápidamente la oscuridad avanza.

En el laberinto no hay arboles que puedan florecer,
pero una vez quise plantar una semilla;
la mató la ansiedad, la mató la costumbre,
la mató cada cosa que dobló mis rodillas.
=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografía de mi autoría, tomada con mi teléfono Nokia 111 y editada en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

Escape

Foto0950-02.jpeg

Escape

Hubo una vez un suspiro
que escapó de un cuerpo que ardía,
que ardía en un fuego prohibido.
Que escapó de una boca pegada a otra boca
y no supo al final
si llamarse suspiro o gemido.

Hubo una vez una gota
que escapó de unos ojos llorosos,
llorosos de miedo o de gozo;
o ambas cosas.
Que escapó recorriendo una piel que quemaba,
recorriendo inusuales caminos candentes
y no supo al final
si era lágrima
o sudor de pecado indecente.

Hubo una vez un «te amo»
que escapó en el fulgor de un incendio,
de un incendio llamado pecado.
Que escapó ignorando el anillo,
seducido por jugosos placeres
y no supo al final
si era amor
o lujuria ganando a su mente.


=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografía de mi autoría, tomada con mi teléfono Nokia 111 y editada en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

A veces nos pasan cosas buenas ❤

¡Saludos, estimados lectores!

Paso por aquí rápidito antes de que se vuelva a ir la energía eléctrica, ayer estuvimos 12 horas sin electricidad. Pero ayer no todo fue malo y eso es lo que les vengo a contar.
Algunos recordaran que en diciembre logré comprarme unos zapaticos gracias a las ganancias generadas por mi blog, pero en febrero los zapatos de mi mamá se rompieron y yo volví a usar mis remendados y viejos zapatos para que ella usara los mios para ir a trabajar. La cosa es que no he tenido dinero para comprar zapatos porque todo se va en alimentación.

Ayer salí con una amiga a comprarle a su niña zapatos para la escuela, ibamos buscando ofertas y recorriendo todas las tiendas y de repente, en una de esas tienda volteo y solitario estaba un hermoso par de zapatos, no tenían precio y el mesón donde estaban tenia varios precios todos muy bajos, tan bajos que no parecían corresponder con los zapatos. Para que se hagan una idea, unos zapatos similares yo los había visto por el precio de 40.000Bs (los más económicos) y en el mesón decía 15.000Bs; los tomé y me dirigí a la caja para confirmar el precio.

Casi me caigo para atrás cuando la chica de la tienda me dijo: » 12.000 Bolivares». ¿cuáles eran las probabilidades de que quedaran unos zapatos justamente de mi talla (yo tengo el pie grande y me cuesta comprar zapatos) y a ese precio? Fue en ese momento que decidí probarmelos y sí, estaban hechos para mí. Ahora el problema era que se había caído el sistema de puntos de venta y no podía pagar con tarjeta de débito. Yo me negaba a irme sin mis zapatos y ahí me quedé por casi dos horas hasta que logré pagarlos.

Foto1126-01.jpeg

¿No les parecen hermosos?

Foto1125-01.jpeg

¡Estoy súper feliz!

Ahora, ¿por qué creen que les cuento esto?

Se los cuento para que no pierdan la fe, los milagros si pasan, pero debemos de confiar y salir de nuestra zona de confort. Yo estaba tan triste que no quería ir con mi amiga, me apenaba salir con ella con los zapatos todos rotos y si no hubiera ido no hubiera encontrado estos zapatos.

¡No pierdan la fe!

¡Los abrazo!


=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografías de mi autoría, tomadas con mi teléfono Nokia 111 y editadas en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

Deshojando una flor

Foto1003-03.jpeg

No me quieras

No quiero que me quieras

si me vas a querer tan solo con palabras.

No me quieras.

No hace falta.


Foto1051-01-01.jpeg

No te quedes

No quiero que te quedes

si te vas a quedar con el alma dividida.

Yo no quiero un pedazo.

No te quedes.


=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografías de mi autoría, tomadas con mi teléfono Nokia 111 y editada en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

Dulce, amargo y complicado

2015-12-06 16.37.24-01-01.jpeg


Dulce, amargo y complicado

Hay una promesa de tormenta en el cielo,
o quizá es dentro de mi que está creciendo la tormenta.
Hay palabras que son cruel veneno,
y yo , me las estoy comiendo a puñados.

Me voy nublando.
Hay una niebla espesa que me nubla la vista,
hay truenos en mi pecho
y sé que no tardan en esparcirse los chubascos.

Son chubascos que me saben a mar,
me saben como tu boca en el primer beso
y por eso me saben mal;
me saben a veneno.

No hay paraguas que proteja mi alma de mis recuerdos,
pero tampoco es que quiera olvidar;
eso sería cobarde
y los cobardes no aprenden.

Hay algo un poco masoquista
en eso de remover malos recuerdos,
en eso de remover cualquier cosa del pasado.
Es un algo extrañamente dulce, amargo y complicado,
es un algo que nos recuerda estamos vivos;
es un algo que nos recuerda:
hemos amado.


=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografía de mi autoría, tomada con mi teléfono Nokia 111 y editada en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png

Promesas del futuro

Foto1048-01.jpeg


Promesas del futuro

Un beso sobre la tierra encierra la promesa del futuro.
Una semilla que yació dormida en el vientre de la madre;
que aguardó en el silencio,
en la calidez del útero;
que despertó con las lagrimas vertidas por el padre
y creció al abrigo de ambos
para observar el mundo.

Un brote en medio de la inmensidad
que desconoce la grandeza de si mismo,
que ignora los misterios de su ser
y solo es.

La edad adulta le pintó de seductores colores,
colores que son sinónimo de promesas,
que son sinónimo de magia…

Confiada se entregó a fugaces amantes
mientras duró el fugaz terciopelo de su belleza;
el fruto de sus amores se transformó en el mañana
y un poco más tarde,

en semilla que aguarda.


=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=

Fotografía de mi autoría, tomada con mi teléfono Nokia 111 y editada en Snapseed.

=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=•=



¡Gracias por su lectura!


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

isauris_firma.png